Escuela de natación
Teléfono 55 8751-4000

Uso de Doble Swim Diaper

¿Por qué es importante el uso de Doble Swim Diaper?

A veces estamos a mitad de una clase de natación y nuestro bebé deja un pequeño regalo café nadando en la alberca ¡Ups! ¡Poop happens! Los inconvenientes van desde un momento de vergüenza, a 30 minutos de una alberca improductiva; y muchos papás y niños molestos por haber llegado a una clase cancelada o pospuesta.

Prevenir estos incidentes es lo mejor para todos, ya que el asunto va más allá de atrasar unas cuantas clases; el agua contaminada puede tener bacterias (como la E. coli) que causen alergias o ligeras infecciones en los usuarios.

Entonces, ¿cómo puedo asegurar que la popó de mi bebé se quede en su lugar? El Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) recomienda el uso de un pañal desechable contra agua debajo del swim diaper cotidiano. Esta forma de preparar a los pequeños para la alberca se llama “doble swim diaper”. La recomendación se hace debido a que algunas investigaciones (https://www.cdc.gov/healthywater/swimming/swimmers/swim-diapers-swim-pants.html) han mostrado que un swim diaper puede contener las heces del bebé por algunos minutos, pero aun así presenta filtraciones y no evita que los gérmenes se escapen hacia la alberca (sobre todo cuando el bebé está enfermo de diarrea).

Para que el doble swim diaper funcione, es necesario que el pañal desechable contra agua esté cubierto totalmente por el swim diaper; y que ambos pañales estén ajustados a la circunferencia de las piernas y la cintura. Para saber que la talla de pañal o swim diaper es la
correcta, únicamente deberá caber uno de tus dedos entre la piel del bebé y la tela del swim diaper (tanto en cintura como en piernas). Si caben dos dedos o más, el swim diaper no tiene la talla correcta y dejará pasar filtraciones.

Según el CDC, ningún swim diaper puede contener la materia fecal por más de 3 a 5 minutos. Usando el doble swim diaper, aseguramos que los bebés puedan tomar toda su clase sin el inoportuno “Código Café”.

También existen otras formas de prevenir estos percances en la alberca:
Asegúrate de que tu hijo o hija visite el baño antes de su lección, incluso si fue antes de salir de casa.
Si observas que tu hijo o hija hace “carita de popó”, no te esperes al desastre. Sácalo de la alberca y llévalo al baño, ya que a varios niños les da pena avisarle a sus profesores.
Evita cambiar el pañal de tu bebé al lado o cerca de la alberca, ya que pequeños restos de deshecho pueden contaminar la alberca. Si es hora de cambiar a tu bebé, hazlo en los cambiadores.
Si tu bebé no se siente bien, o parece estar enfermo del estómago, no asistas a clase. Reagendar será lo mejor tanto para tu bebé como para los otros niños que usan la alberca.

Referencias
http://health.utah.gov/epi/community/sanitation/enviroHealth/swimwear.pdf
https://www.swim-inzone.com/wp-content/uploads/2015/12/DiaperPolicy.pdf
https://www.cdc.gov/healthywater/swimming/swimmers/swim-diapers-swim-pants.html

Una escuela para aprender a nadar

Sabemos que en Club Cañada pasaran un rato agradable, además de provechoso. Es recomendable que comience con sesiones de 10 a 15 minutos.

Ven a una clase muestra, llama (55) 8751-4000 y agenda en cualquiera de nuestras 5 sucursales:

  • Gruta
  • Cañada
  • Grand San Francisco
  • San Jerónimo
  • Garden Santa Fe

Conoce más sobre nuestro método en nuestra página web: https://www.ccnatacion.com
Uso de Doble Swim Diaper

Clase de prueba gratis

Clases de Natación