Escuela de natación
Teléfono 55 8751-4000

Condicionamiento durante el baño

A través de la experiencia, nos hemos dado cuenta que una parte importantísima para que el niño logre nadar, es que aprenda a sostener la respiración y tolere la sensación del agua en la cara. La hora del baño es una herramienta vital para este aprendizaje, ya que podemos condicionar al niño a que sostenga la respiración en respuesta a estímulos verbales específicos
¿Por qué condicionar a un bebé?
Es una forma gentil de prepararlo para la sumersión y permite que esta
se lleve a cabo sin ningún trauma, ya que mediante una orden verbal le puede enseñar al bebé a controlar su respiración. Es importante que
este condicionamiento se realice cada vez que bañen a su bebé.
¿Cuándo puedo empezar el condicionamiento?
Recomendamos que se comience cuando se sientan seguros en el manejo de su bebé dentro de la tina. Recuerden que los recién nacidos han estado inmersos en un ambiente acuático por los últimos nueve meses, por ende ellos tienen esta afinidad natural con el agua; si se inicia el condicionamiento desde pequeños, su bebé no será propenso a tenerle miedo al agua.
¿Qué hago si mi bebé llora durate el condicionamiento?
Si su bebé llora durante el condicionamiento, debe parar inmediatamente y tratar de encontrar cuál fue la causa. Recuerde que cuando los bebés lloran nos están tratando de decir algo.
Actúe con normalidad y recuerde que la clave es la distracción, la estimulación y la comunicación con su bebé. Los juguetes de colores son fantásticos para distraer a los bebés, acompañe el movimiento de
los juguetes con alguna canción. Moje con la misma taza otras partes del cuerpo del bebé, esto generalmente los ayuda a relajarse.

¿Cómo sé si mi bebé está reaccionando al proceso del condicionamiento?

Su bebé cerrará los ojos al escuchar el estímulo verbal, esta será una señal de que él sabe lo que va a ocurrir; por lo general también inhalará aire, ya que sabe que tendrá que sostener la respiración al caerle el agua.
¿Cómo hacerlo?
Siga estos pasos:
1.-Siente a su bebé en la tina.
2.-Tome una taza con agua.
3.-Utilize el estímulo verbal: (Ej. “Fulanito, ¿listo?, ¡agua!)
4.-Espere un segundo y después vacíe el agua rápidamente sobre su frente, dejando que corra por su cara.
5.-Utilice siempre los mismos estímulos verbales y manténgalos rítmicos y constantes.
6.-Tenga a la mano sonajas y juguetes, así podrá distraer y estimular a su bebé inmediatamente después del condicionamiento.
7.- Lleve a cabo el condicionamiento entre 3 y 5 veces cada vez que bañe a su bebé.

Ven a una clase muestra, llama (55) 8751-4000 y agénda en cualquiera de nuestras 5 sucursales
Pregunta por nuestros horarios
Cañada
Gruta
Grand San Francisco
San Jerónimo
Santa Fe

Condicionamiento durante el baño

Clase de prueba gratis

Clases de Natación