Escuela de natación
Teléfono 55 8751-4000

Ahogamiento en seco y secundario

Lo que necesitas saber del ahogamiento en seco y ahogamiento secundario

Estos tipos de ahogamiento ocurren después de haber salido del agua, cuando el niño inhala o traga agua. Puede llegar a suceder con juegos bruscos en el agua o incluso ser el resultado de algo tan simple como tragar agua mientras se nada o juega.
También puede sucederle a los adultos, pero es más común en los niños debido a su tamaño, dice el Dr. Raymond Pitetti, director médico asociado del departamento de emergencias en el Children’s Hospital de Pittsburgh.
Con el ahogamiento en seco, el agua nunca llega a los pulmones. El agua hace que la tráquea se inflame, las cuerdas vocales tengan espasmos y colapsen, lo que afecta y dificulta la respiración aún después de haber dejado la alberca. Los síntomas aparecen por lo general inmediatamente después del suceso, dichos síntomas pueden ser: tos, dolor de pecho, dificultades para respirar, Cansancio extremo o sueño, irritabilidad y vómito.

El ahogamiento secundario ocurre un poco diferente. Las vías respiratorias se encuentran abiertas, dejando que el agua entre directamente en los pulmones, donde se acumula, causando una condición llamada edema pulmonar. El resultado es el mismo: dificultad para respirar, tos, dolor de pecho, cansancio extremo o sueño, irritabilidad y vómito. El ahogamiento secundario generalmente comienza más tarde, dentro de las primeras 24 horas del incidente.
Ambos eventos son raros, sin embargo suceden. Ellos representan entre el 1% -2% de todos los incidentes de ahogamiento, dice el pediatra James Orlowski, del Florida Hospital Tampa.

Como ya se mencionó anteriormente, el ahogamiento en seco y el ahogamiento secundario tienen los mismos síntomas:

• Tos
• Dolor de pecho
• Dificultad para respirar
• Cansancio extremo o mucho sueño
• Su hijo también puede tener cambios en el comportamiento como irritabilidad o una caída en los niveles de energía, lo que podría significar que el cerebro no está recibiendo suficiente oxígeno.
• Vómito

¿Qué hacer si presentas ahogamiento en seco y ahogamiento secundario?

Si su hijo tiene signos de ahogamiento en seco y ahogamiento secundario, obtenga ayuda médica de inmediato, asistiendo con su especialista o directamente en la sala de urgencias de un hospital.
“El curso más probable es que los síntomas que son relativamente leves mejoren con el tiempo”, dice el Dr. Mark Reiter, ex presidente de la Academia Americana de Medicina de Emergencia. Sin embargo siempre es importante consultar al especialista para descartar y evitar cualquier complicación. Los problemas que se desarrollan son generalmente tratables si usted recibe ayuda médica de inmediato. Es importante vigilar de cerca durante las 24 horas posteriores a que se haya tenido alguna dificultad en el agua.
“Su hijo necesitará una radiografía de tórax, entre otros estudios, y será admitido para observación”, dice Pitetti.
Debido a que no hay medicamentos para el ahogamiento seco o secundario, probablemente su hijo recibirá “atención de apoyo” en el hospital. Esto significa comprobar que sus vías respiratorias están despejadas y controlar sus niveles de oxígeno. Si presenta dificultad para respirar, puede necesitar un tubo de respiración durante un tiempo.

Prevención

Es importante que se conozca toda esta información para estar más atento a los signos y eventos que se pueden desencadenar y obtener atención de especialistas cuando sea necesario.
Llevar a los niños a clases de natación para que aprendan a nadar y respirar de forma adecuada.

Liga http://www.webmd.com/children/features/secondary-drowning-dry-drowning#1

Pregunta por nuestros horarios
Cañada
Gruta
Grand San Francisco
San Jerónimo
Santa Fe

Ahogamiento en seco y secundario

Clase de prueba gratis

Clases de Natación