Noticias Clases de natación Noticas clases de natación

¿Calambres? Qué hacer y cómo prevenirlos

Deslizate

¿Calambres? Qué hacer y cómo prevenirlos

Un calambre en los nadadores, es una contractura muscular dolorosa y frecuente que afecta sobre todo los miembros inferiores de la persona. Aunque se considera benigno, los calambres pueden ser de riesgo para un nadador inexperto o lejano a la orilla.

 

Aún hay una discusión en los expertos respecto a qué origina este tipo de lesión, algunos especialistas mencionan que los calambres se dan debido a la deshidratación o desequilibrio entre las sales minerales del cuerpo y el agua. Algunos consideran que es debido a la fatiga acumulada en el músculo.

 

Los calambres ocurren cuando los músculos, que continuamente están relajándose y contrayéndose, se quedan trabados en una contracción y permanecen así, ocasionando un dolor agudo.

 

Estas contracciones musculares involuntarias, y dolorosas, pueden producirse antes, después o durante de la práctica deportiva. Al momento de nadar, podemos identificar tres de sus posibles causas: excesiva carga en los músculos y tendones, por falta de progresión en la intensidad del ejercicio, por alta duración del ejercicio o insuficiente riego sanguíneo en el músculo.

 

Es por ello que se considera necesario un periodo de tiempo de calentamiento previo al nadar y evitar así los calambres. Como recomendación los ejercicios previos de estiramiento y de movilización de articulaciones son excelentes para antes de entrar a la piscina.

 

Una vez terminado el ejercicio es recomendable realizar algunos estiramientos y flexiones de los miembros para evitar la rigidez inmediata y así evitar que los calambres nos afecten.

 

Algunas recomendaciones que debemos considerar antes y durante el esfuerzo son las siguientes:

 

 – Hidratarse regularmente.

 – Comer alimentos ricos en potasio (por ejemplo: plátano).

 – Usar un traje térmico (por ejemplo: durante la práctica de surf o la inmersión).

 – Evitar un esfuerzo intenso si no se tiene una preparación física o no se tiene el entrenamiento adecuado.

 – Nadar progresivamente.

 – Observar los tiempos de recuperación después de un esfuerzo físico.

 – Hacer estiramientos musculares (por ejemplo: entre varios esfuerzos físicos) 

 

En caso de calambres constantes, una revisión médica será necesaria para detectar causas. Según el caso, el tratamiento preventivo puede basarse en:

 – La toma de vitaminas: C, B1, B2, B6, PP, pantenol.

 – La prescripción de diferentes medicamentos, como vasodilatadores, antiespasmódicos o descontracturantes.

Recuerda visitarnos en cualquiera de nuestras sucursales. Pide tu clase muestra.

 

Clase prueba

Clase prueba

13 - junio - 2022

¡Contáctanos!