×
CLASE DE PRUEBA

Beneficios de la natación para el desarrollo infantil

Existen diversos beneficios que la natación aporta al desarrollo infantil. El acercamiento a la natación desde una edad temprana ayuda a los niños a desarrollar habilidades mentales, emocionales y físicas necesarias para convertirse en adultos sanos y exitosos.

Es así que natación y desarrollo infantil están estrechamente vinculados. Cuando los niños aprenden a nadar, se desarrollan muchas más habilidades que simplemente navegar en el agua.

De hecho, los niños que aprendieron a nadar a una edad temprana a menudo obtienen mejores resultados en diversas áreas del desarrollo cognitivo, físico, emocional, social y mental. A continuación te compartimos algunas de ellas:

Seguridad

No son pocas las razones por las que los niños deben aprender a nadar. Sin embargo, la más importante es que la natación es el único deporte que puede salvar la vida de una persona.

Lamentablemente, el ahogamiento continúa siendo una de las causas más comunes de muerte accidental en los niños, por lo que saber nadar se considera una habilidad esencial para salvar vidas. Hay que tener presente que los niños que parecen tener confianza en el agua no siempre son nadadores competentes, por lo que es importante asegurarnos de que aprendan las habilidades necesarias y correctas para sobrevivir en caso de un accidente.

Comportamiento e interacción social

Diversos estudios han demostrado que los niños con Trastornos del Espectro Autista (TEA) pueden experimentar una mayor comprensión del movimiento y la interacción, lo que a su vez, ayuda a mejorar las habilidades sociales y fomenta sus interacciones con otros niños. Además, los niños con TEA que recibieron clases de natación también experimentaron una mejor función motriz.

Las lecciones de natación mejoran las habilidades sociales debido a la naturaleza del aprendizaje en grupo. Cuando los niños toman clases de natación, aprenden la importancia del apoyo de otros en un entorno social y pueden practicar sus habilidades sociales haciendo nuevos amigos y conexiones a través de una experiencia compartida.

En Club Cañada, creemos que los niños deben aprender a nadar lo antes posible. Es por eso que ofrecemos clases de natación para niños a partir de los 3 meses de edad. Cuanto antes salten a la alberca, mejor será su transición a medida que crezcan.

Beneficios físicos y aeróbicos

La natación permite que todo el cuerpo se ejercite sin poner un estrés excesivo en áreas específicas a la vez. Por lo que es posible trabajar varios grupos musculares al mismo tiempo, sin riesgo de sufrir lesiones o dolor.

Sin embargo, uno de los beneficios físicos más importantes de la natación es el hecho de que les enseña a los niños la capacidad de respirar de manera eficiente y desarrollar técnicas de respiración esenciales para mejorar la salud del corazón y los pulmones.

Por ello, nadar es una de las mejores y más confiables formas en que los niños pueden realizar ejercicio mientras aprenden técnicas adecuadas para desarrollar sus cuerpos.

Mejora mental, emocional y cognitiva

Los niños que desarrollan habilidades acuáticas a edades tempranas generalmente también se benefician mental, emocional y cognitivamente. El ejercicio acuático permite a los niños aumentar el flujo sanguíneo al cerebro, lo que puede mejorar la memoria, la concentración y la claridad. Cuanto antes comience, más pronto mejorará a medida que el niño crezca.

Aún más importante, la natación puede aliviar el estrés, debido a que se centra en los patrones de respiración. Dado que el nadador aprende a equilibrar sus niveles de oxígeno y a concentrarse en contener la respiración, puede dejar de pensar en otros problemas y experimentar menos estrés.

Las clases de natación hacen más que enseñar a los niños a nadar

No es difícil argumentar los múltiples beneficios la natación para el desarrollo infantil más allá de simplemente enseñar a los niños a nadar.

Los niños pueden comenzar las lecciones de natación a cualquier edad, y cuanto antes aprendan estas habilidades esenciales, más saludables y fuertes se volverán.

Ahora que ya conoces los beneficios de la natación en el desarrollo infantil, no esperes más, agenda hoy tu clase de prueba gratuita y abre a tus pequeños la puerta a un mayor desarrollo físico, mental, emocional y cognitivo que los ayudará a lo largo de su vida.