Escuela de natación
Teléfono 55 8751-4000

1, 2, 3, ¡Respira!

Respiración bilateral para los nadadores jóvenes

El método “1, 2, 3, respira”, se hace por medio de un sistema progresivo de ejercicios que enseña las posiciones del cuerpo, las habilidades necesarias para realizar las brazadas y aprender el estilo libre.

  • Este proceso tiene altos niveles de éxito y lleva a un rápido aprendizaje en los nadadores.
  • El estilo libre en su forma más elegante, es un movimiento continuo de todo el cuerpo, donde un lado se alínea de la mano hasta el pie y luego el otro lado se alínea de la mano y hasta el pie, en una suave transición.
  • Mientras más suave sea la transición, más efectiva será la brazada.
    Cuando observas a los nadadores más rápidos, pareciera que giran de lado a lado en un túnel.
  • La posición más eficiente de un nadador en el agua, es estirado de lado con una mano hacia el frente como si lo estuvieran jalando de la punta de los dedos, y el resto del cuerpo colgando detrás. Esa es la posición exacta que se debe tener cuando se va a tomar una respiración en el crol frontal.
  • Un brazo es lanzado hacia delante y el otro terminando la última brazada, el cuerpo deslizándose de forma hidrodinámica. La brazada es un movimiento giratorio. El “frente” en el crol frontal es sólo una transición entre los lados.

Secuencia de habilidades/ejercicios para lograr el 1-2-3 Respira:
Alineación / Estiramiento: Los nadadores necesitan hacer el “túnel” en el agua para nadar a través de él. Utiliza imágenes verbales como “nada como pez espada”; “sé un cuchillo y corta a través del agua”.

Aleteo frontal con piernas-Las patadas dan al crol frontal el empuje necesario para mantener la posición del cuerpo paralela a la superficie del agua. Usando frases de enseñanza como “pies rápidos” “haz hervir el agua” y “dedos salpicadores”, impulsan al niño a patalear más enérgicamente. Ejercicios con tablas y aletas ayudan a fortalecer la patada.

1-2-3 “brazos grandes” y dar vuelta de espaldas (1-2-3 vuelta)- Los nadadores jóvenes pueden, fácilmente, dar tres brazadas con patada y girar sobre la espalda para respirar. Haz un conteo verbal de las brazadas “1-2-3” con un fuerte énfasis en “vuelta”. Este es el primer paso para ligar los ciclos de respiración.

Deslizamientos laterales- La clave es que el nadador se sienta cómodo y relajado en la posición lateral. En un inicio, los deslizamientos laterales deben ser guiados por un instructor para después hacerlo en tabla con ayuda del instructor y finalmente hacerlo sin asistencia. Utiliza imágenes verbales como “sé largo y recto como una flecha y apunta al blanco”; ya que ayudan al nadador a visualizar la posición corporal correcta. Asegúrate de decirle al nadador “presiona tu oreja contra tu hombro” en el brazo principal.

Deslizamientos laterales con patadas – La patada lateral mantiene el cuerpo alineado y paralelo a la superficie durante la fase de respiración de cada lado. Inicialmente, el nadador debe practicar sosteniendo una tabla con el brazo principal. Las aletas pueden ayudar al nadador principiante para construir fuerza en las patadas laterales y estabilidad en la posición corporal. Anima al nadador a mantener un hombro alto en el brazo trasero.

1-2-3 Respira!- En los intentos iniciales, es de ayuda para el nadador realizar lentas y largas brazadas, y dar largas patadas laterales durante la respiración. Conforme el nadador se va volviendo más competente, los ciclos se pueden ir acortando. El progreso se logra por la repetición, el dominio, fuerza y resistencia. Todas estas habilidades se combinan para desarrollar un estilo libre fuerte, en el cual el nadador está relajado, fuerte y alineado en el agua.

Repetición de las habilidades laterales- Incluso después de que los nadadores han aprendido las brazadas, se mejora el estilo libre. Los nuevos nadadores crecen más fuertes y ganan resistencia. Tienen un mejor sentido de estabilidad lateral. Empiezan a sentir cómo resbalar por el agua. Nadadores que ya han aprendido el crol frontal obtienen una nueva apreciación de cómo funciona el estilo libre. Corrigiendo las habilidades laterales, se corrigen muchos problemas de las brazadas. Nadadores que habitualmente nadan en plano, aprenden cuándo respirar durante las brazadas. Las habilidades laterales los ayudan a sacar el máximo provecho de las brazadas. Los nadadores que se convierten en “sabios-laterales” finalmente pueden respirar y relajarse.

Una escuela para todos

Sabemos que sus hijos en Club Cañada pasan un rato agradable, además de provechoso.Por lo tanto los niños que nadan se portan mejor, comen mejor y duermen mejor.

Estamos seguros que será una experiencia inolvidable para ti
Ven a una clase muestra, llama (55) 8751-4000 y agenda en cualquiera de nuestras 5 sucursales:
• Gruta
• Cañada
• Grand San Francisco
• San Jerónimo
• Garden Santa Fe

Conoce más sobre nuestro método en nuestra página web: https://www.ccnatacion.com

1, 2, 3, ¡Respira!

Clase de prueba gratis

Clases de Natación

Ocultar