Escuela de natación
Teléfono 55 8751-4000

Reflejos y natación

¿Los reflejos del bebé lo ayudan a nadar?

Seguramente has notado que cuando soplas directamente hacia la cara de tu bebé, él inmediatamente toma aire y parece paralizarse un poco. ¿Sabías que esta acción de tu bebé le puede facilitar el camino para aprender a nadar?

El que un bebé sostenga su respiración cuando le soplan a la cara es uno de varios reflejos primarios que resultan muy útiles para introducir a tu hijo a temprana edad en el mundo acuático.

Los estudios (https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/12022304) demuestran que los bebés comienzan a perder estos reflejos a partir de los 6 meses de edad. Por eso es muy importante aprovecharlos en clases de natación cuando aún se manifiestan naturalmente en los pequeños. Los reflejos primarios más importantes para el aprendizaje en la alberca son:

Reflejo de inmersión o Reflejo bradicárdico: Involucra que el bebé deje de tomar aire cuando está bajo el agua, la reducción de su frecuencia cardiaca y la disminución del flujo sanguíneo hacia los músculos periféricos para conservar el oxígeno en sus órganos vitales y su cerebro.

Reflejo de nausea o Espasmo laríngeo: La epiglotis bloquea el paso hacia los pulmones, lo que más adelante, ayuda a prevenir la inhalación de agua. Este mismo reflejo les impide bronco aspirar la leche mientras comen.

Reflejo de natación: Es responsable de que el bebé haga movimientos que simulan la acción de nadar. Cuando colocas a tu bebé boca abajo, comienza a mover sus brazos y piernas, como si supiera nadar. Esto porque el agua es un excelente medio para que tu bebé se sienta en la libertad de mover todo su cuerpo, ya que no tiene que pelear contra la gravedad.

Así, el reflejo de inmersión previene que el bebé respire debajo del agua, el reflejo de nausea detiene el paso del agua hacia los pulmones si el bebé accidentalmente respira y el reflejo de natación permite que el niño desarrolle fuerza en los músculos a la hora de imitar la acción de nado.

El objetivo en escuela de natación Club Cañada es crear una transición suave para tu bebé desde sus primeras acciones involuntarias de nado -reflejos primarios-, hasta una acción más controlada y consciente en el agua. Por ello, el enfoque de nuestras clases incorpora el uso de juegos donde los movimientos de los bebés se asocian con canciones y palabras.

Tu bebé, junto con un instructor calificado en una clase de natación, puede aprovechar sus reflejos naturales para desarrollar sus funciones musculares y cognitivas; lo que le ayudará a adoptar comportamientos de supervivencia en el agua y a despertar todo su potencial de nado.

Una escuela para todos

Sabemos que sus hijos en Club Cañada pasan un rato agradable, además de provechoso.Por lo tanto los niños que nadan se portan mejor, comen mejor y duermen mejor.

Ven a una clase muestra, llama (55) 8751-4000 y agenda en cualquiera de nuestras 5 sucursales:
• Gruta
• Cañada
• Grand San Francisco
• San Jerónimo
• Garden Santa Fe

Reflejos y natación

Clase de prueba gratis

Clases de Natación

Ocultar