Escuela de natación
Teléfono 55 8751-4000

Natación para bebés

La natación para bebés es una actividad súmamente benéfica para los pequeñitos, tal vez te preguntarás por qué. En este artículo te explicaremos varias de estas razones.

El papel del movimiento en el desarrollo de los bebés

El desarrollo de la capacidad cerebral de un niño es influenciado por diversos factores, incluyendo las relaciones sociales, las experiencias y el ambiente en que el niño crece. Las mamás tienen un papel crucial en qué tantos beneficios obtenga el cerebro de su bebé. 

De los cero a los cinco años, es cuando más conexiones cerebrales crea una persona; es cuando el cerebro aprende cómo trabajar. Pero muchas veces este desarrollo se ve limitado por el desconocimiento de los padres o las pocas actividades en las que el pequeño participa (muchas veces debido a que aún es un bebé). 

La ciencia ha comprobado que el movimiento es una parte indispensable para que los bebés desarrollen sus habilidades de aprendizaje. Mientras mayor sea la cantidad de movimiento que realiza el cuerpo de un bebé (con su respectivos límites según su edad), mayor será el número de conexiones neuronales que genera su cerebro. 

Por eso es tan importante que los niños, desde bebés comiencen a experimentar diferentes sensaciones y formas de aprendizaje. Un niño que se mueve es un niño que tiene más probabilidades de tener un desarrollo cognitivo adecuado; y por tanto, en el futuro, tener menos problemas de aprendizaje en la escuela. 

Natación para bebés ¿por qué es buena?

Debido a que los bebés todavía no han desarrollado sus habilidades motrices, las formas de estimular a los bebés son muy reducidas. Existen los masajes o la “estimulación adecuada o temprana”; pero fuera de estas opciones las mamás no siempre saben de qué otra manera estimular a sus pequeñitos. 

Natación para bebés

La natación para bebés es una excelente forma de aumentar y mejorar las conexiones neuronales que se generan en el cerebro de un niño. Gracias a que dentro del agua la gravedad se ve muy disminuida, los bebés tienen la posibilidad de mover su cuerpo con mucha más libertad. Así aprenden más fácilmente a mover sus brazos y sus piernas y a crear una conciencia corporal desde una edad más temprana. 

El agua, además, es una excelente forma en que los niños pueden desarrollar su mapa corporal; pero ¿qué es esto? Cuando los niños nacen, ellos creen que su mamá y ellos son uno sólo. No entienden que son un ser individual distinto de su madre. No saben dónde empieza y termina su cuerpo. El contacto de su piel con el agua les ayuda a generar un mapa de cómo está constituido su cuerpo, entender dónde acaban y empiezan sus extremidades. 

El meter a los bebés a nadar a temprana edad les ayuda a acostumbrarse desde pequeños al medio acuático. Debido a que pasaron 9 meses en el vientre materno, tienen reflejos naturales que les ayudan a adaptarse al agua mucho más fácilmente; por lo que es sumamente recomendable meter a los niños a nadar cuando aún no han perdido estos reflejos, es decir, antes de los 6 meses de edad. 

La natación para bebés les enseña a los pequeñitos cómo reaccionar si caen al agua por accidente. Sólo en México se ahogan 3 niños al día. Con las clases de natación para bebés, desde muy pequeñitos, ellos sabrán salvar su vida. Aprenderán a flotar de estrellita para poder respirar y a llegar hasta la barda si es que caen a una alberca sin querer; esto entre otras muchas habilidades acuáticas.

¿La natación para bebés es segura?

La respuesta a esta pregunta siempre va acompañada de un “depende”. La natación para bebés es segura siempre y cuando encuentres un lugar donde se lleve a cabo de una manera profesional, con profesores capacitados, instalaciones adecuadas para los bebitos y un programa de enseñanza amigable y progresivo. 

Por ejemplo, si un bebé va a ingresar a una alberca, lo más recomendable es que la temperatura del agua esté alrededor de lo 32º centígrados; ya que los bebés pierden calor dentro del agua 7 veces más rápido que los adultos. 

Además, es muy importante que el agua esté en óptimas condiciones de limpieza. El agua deberá filtrarse varias veces al día y se deben contar con ciertos sistemas que maten las bacterias que puedan crecer en el agua para que los bebés no corran ningún riesgo. Uno de los mejores sistemas para esto es la lámpara de rayos UV; ya que mata hasta las bacterias más resistentes. 

También hay que poner atención en que las instalaciones haya facilidades para los bebés. Dentro de estas instalaciones es importante contar con:

  • Cambiadores para bebés
  • Bañeras para bebés
  • Área de carriolas
  • Elevador (para las carriolas)
  • Zona de juegos (para que los pequeños no se aburran) 
  • Entre otras cosas

Aunque esto pueda parecer no tan trascendente; contar con las instalaciones adecuadas puede prevenir que el niño se enferme por permanecer demasiado tiempo mojado o se resbale en una bañera que no está diseñado para él. 

Además, si a esto le sumas que tu como papá o mamá te puedes meter al agua con tu pequeñito; la natación para bebés se convierte en una actividad no sólo segura, sino ideal. El agua le dará a tu pequeño la libertad que necesita para aprender a moverse y a desarrollar sus capacidades al máximo.

Ofrecemos natación para bebés, natación para todos

Escuela de natación Club Cañada te invita a agendar tu clase de prueba totalmente gratis.

¡Regálale a tu hijo la única habilidad que puede salvar su vida! Estamos seguros que será una experiencia inolvidable para ti.

Ven a una clase muestra, llama (55) 55 87 51 4000 y agenda en cualquiera de nuestras 5 sucursales:

Conoce más de nosotros en Facebook haz clic aquí

https://www.ccnatacion.com

Natación para bebés
Clase de prueba gratis

Clases de Natación

Ocultar