Escuela de natación
Teléfono 55 8751-4000

¿Nadar o no nadar? ¡No queda duda!

¿Nadar o no nadar?

¿Te suena esto familiar?

¡Faltan 10 minutos para su clase de natación y tu hijo está contento, cantando, porque ya se quiere meter a nadar!

Por supuesto, las clases de natación soy muy divertidas. Pero ¿sabías que es una excelente actividad para desarrollar los músculos?

Nadar desarrolla tu cuerpo

La natación es la única actividad de clases extracurriculares que realmente ejercita todo el cuerpo fortaleciendo desde el plexo hasta las piernas y los brazos.

Cuando realmente lo piensas tiene mucho sentido. Nadar ayuda a que los músculos trabajen juntos, ya que tus hijos están empujando, jalando, pateando con su cuerpo a través del agua; si realmente tienes curiosidad de cuáles son los grupos de músculos que se trabajan al nadar, aquí tienes una lista para cada uno de los 4 estilos:

  • Crawl y dorso
  • Tríceps
  • Bíceps
  • Deltoides
  • Abdominales
  • Intercostales de la caja torácica
  • Pectorales
  • Estabilizadores de la cadera
  • Pantorrillas
  • Pies
  • Cuádriceps (solo crawl)
  • Pecho
  • Pectorales
  • Bíceps
  • Deltoides
  • Tríceps
  • Glúteos
  • Abdominales
  • Pantorrillas
  • Isquiotibiales
  • Mariposa
  • Espalda
  • Abdominales
  • Lumbares
  • Cadera
  • Glúteos

Modela y tonifica tus músculos: Sólo con nadar 40 minutos cada día, tus músculos se fortalecen, lo que te ayuda no sólo a adelgazar, sino fortalecer tu cuerpo. Además, nadando se ejercitan los diferentes músculos que componen el cuerpo humano (brazos, piernas, glúteos, abdomen y espalda).

Previene y cura enfermedades: La natación puede ser tu gran aliada para prevenir y tratar enfermedades como: Asma, lesiones musculares y nerviosas, hipertensión arterial, problemas en la columna vertebral, entre otros.

Adelgaza: Con la práctica regular de la natación, también podrás estilizar tu cuerpo, porque, con su práctica regular, se pierde grasa y se adquiere masa muscular. Además, podrás reducir medidas, mejorar la postura corporal, entre otras ventajas.

Relaja: Moverse en el agua, lejos de tensionar, relaja. Muchos estudios hablan del descenso de los niveles de estrés mientras se nada, pues, a pesar del intenso ejercicio físico, la mente se aquieta y se concentra básicamente en los movimientos que realiza.

¿Nadar o no nadar? ¡No queda duda!

Clase de prueba gratis

Clases de Natación