Escuela de natación
Teléfono 55 8751-4000

¿Por qué nadar le da hambre a tu pequeño?

¿A tu pequeño nadador le da mucha hambre después de sus clases de natación?

Los investigadores han estudiado este fenómeno pero no necesariamente están de acuerdo. Sus explicaciones varían y aquí te platicamos algunas.

1. Según una de estas explicaciones, la natación implica el uso de grandes grupos musculares durante un periodo prolongado de tiempo; especialmente si se practican diferentes tipos de brazadas. Durante una sesión de entrenamiento, un nadador puede utilizar mayor número de músculos que atletas de otros deportes.

Una típica sesión de natación dura más que una sesión de casi cualquier otra disciplina. Un nadador incluso puede durar de tres a cuatro horas cerca o dentro de la alberca; mientras que en otros deportes como atletismo, futbol o ciclismo, raramente se ejercita por más de 2 horas.

2. También está la explicación que implica la temperatura del agua. Nadar en agua más fría quemará más calorías; ya que el cuerpo gasta calorías para mantenerse caliente y para seguir nadando. El número de calorías que se queman depende del peso corporal. Se puede quemar de 250 a más de 400 calorías por cada media hora de natación de poca intensidad. Mientras mayor sea la intensidad de nado, más calorías se quemarán. Media hora de natación vigorosa puede quemar hasta 650 calorías.

3. La Universidad de Florida hizo algunas investigaciones publicadas en el “International Journal of Sport Nutrition and Exercise Metabolism”. Estas mostraron que la temperatura del agua afecta el apetito de los nadadores. Los participantes del estudio nadaron por 45 minutos en una piscina a 20 grados (una temperatura baja para el promedio de las albercas); y después de eso, comieron 40% más de lo que normalmente lo hacían.

4. También está la explicación hormonal. Normalmente es raro que te dé hambre mientras estás haciendo ejercicio. Pero tan pronto como terminas, ¡el hambre ataca! Los investigadores explican esto como cambios hormonales que suprimen el apetito durante el ejercicio. Esta supresión del apetito es un rasgo evolutivo importante para los humanos. Significa que los seres humanos pueden continuar ejercitándose por un período prolongado sin necesidad de descansar para comer.

Sea cual sea la razón, si tu pequeño necesita un refrigerio antes de las lecciones, nosotros sugerimos algo ligero para que no tenga malestar estomacal. Evita los lácteos y los alimentos grasos. Intenta no darle a tu pequeño una comida completa antes de su clase. Dale lo suficiente para que pueda nadar con energía, tal vez un pequeño snack después de su clase para que no esté hambriento de camino a casa y una vez ahí asegúrate de darle una comida completa y saludable.

Una escuela de natacion todos

Sabemos que sus hijos en Club Cañada pasan un rato agradable, además de provechoso.Por lo tanto los niños que nadan se portan mejor, comen mejor y duermen mejor.

Estamos seguros que será una experiencia inolvidable para ti

Ven a una clase muestra, llama (55) 5568 7300 y agenda en cualquiera de nuestras 5 sucursales:

  • Gruta
  • Cañada
  • Grand San Francisco
  • San Jerónimo
  • Garden Santa Fe

Conoce más sobre nuestro método en nuestra página web: https://www.ccnatacion.com

¿Por qué nadar le da hambre a tu pequeño?

Clase de prueba gratis

Clases de Natación