Escuela de natación
Teléfono 55 8751-4000

Por qué los niños imitan a sus padres

Los padres son el ejemplo más cercano que tiene un niño

Los niños siempre van a imitar a sus padres. Nos ven muy de cerca y aman hacer lo que nosotros hacemos.
Entre más se asombran, más imitan; por ejemplo, si utilizamos “por favor”, “gracias” y somos amables con las personas que encontramos en el transcurso del día, entonces nuestros hijos serán más propensos a seguir este ejemplo. Si la mayor parte del tiempo hablamos en voz alta, los niños tienden a hacer lo mismo.
Si somos desordenados, nuestros hijos probablemente no sean muy ordenados.

Mis hijos, cuando eran pequeños, querían ponerse maquillaje cada vez que me veían haciéndolo. Si ustedes escuchan y observan a sus hijos al jugar, a menudo escucharán sus propios tonos de voz y entonación, verán sus expresiones favoritas y con frecuencia el lenguaje corporal que utilizan. Los niños también aprenden que las bebidas alcohólicas y los cigarrillos pueden ser divertidos si están continuamente expuestos a ellos a través de sus padres o viendo programas en la TV.

Si un niño observa que sus padres usan la violencia para educar, entonces el niño tendrá muchas posibilidades de usar la violencia en alguna etapa de su vida, a menos que se le explique que eso no es lo correcto.
Un padre que alardea de que entró en un concierto sin tener que pagar porque se escabullo por la parte de atrás, le está enseñando a sus hijos que es correcto no pagar usando la astucia.
Si ustedes maldicen con fuerza cuando no pueden encender un aparato eléctrico, o cuando alguien se atraviesa en el camino, sus hijos aprenden de este comportamiento y probablemente lo repetirán.
Mentir acerca de sus razones para no asistir a una reunión, hará que sus hijos lo noten.
Los niños imitan a sus padres, los rasgos positivos son igualmente copiados. Utilizar el buen humor para
aligerar la atmósfera puede ser adoptado por sus hijos si ya están familiarizados con esta actitud.

La alimentación saludable y el hacer ejercicio regularmente también son actitudes que nuestros hijos pueden adquirir con facilidad si nosotros los hacemos habitualmente y seguimos este tipo de vida. Claro que otros
factores son importantes, como la edad de los padres, el tiempo que pasan con los hijos, la presión de la sociedad, etc. Si conscientemente y respetuosamente aceptamos a los demás sin importar su color, su edad, su raza,
su religión, su sexo, sus preferencias, sus habilidades o su clase socioeconómica, tendremos más posibilidades
de que nuestros hijos sean mejores personas.
Los hijos con mucha frecuencia hacen lo que nosotros hacemos, dicen lo que nosotros decimos. Entonces sería mejor hacernos conscientes de lo que hacemos frente a ellos y decidir si eso es lo que queremos en realidad para ellos.

Una escuela para todos

Sabemos que sus hijos en Club Cañada pasan un rato agradable, además de provechoso. Los niños que nadan se portan mejor, comen mejor y duermen mejor.
Acércate a nosotros, estamos seguros que podemos ayudarles. Y seguros de que sus hijos salen de aquí mucho más alegres y saludables.

Por qué los niños imitan a sus padres

Clase de prueba gratis

Clases de Natación