Escuela de natación
Teléfono 55 8751-4000

El juguete de alberca más peligroso que tienes

Vienen en diferentes tipos, formas y colores. Puedes obtenerlos en cualquier supermercado o tienda de deportes y han sido recomendados como productos seguros para niños desde que hace años. Así que ¿cuál es el juguete de la alberca más peligroso que tienes?

Lo peor que puedes hacer por tu hijo (relacionado con la seguridad en la piscina) es dejarlos usar flotadores o artículos de flotación sin que tengan nociones de natación. Esto puede sonar difícil de entender, ya que nos han enseñado que estos productos sirven para mantener a nuestros hijos a salvo. Esta suposición está MAL. Vamos a ver lo que estos “productos seguros” producen en realidad:

1. Le dan a los niños una falsa sensación de seguridad. Provoca que los pequeños piensen que pueden nadar, cuando en realidad no. Un niño de los 3 meses a los 3 años de edad no puede reconocer que estos dispositivos de flotación son los responsables de mantenerlo fuera del agua y que sin ellos se hundiría.

2. Le dan a los adultos una falsa percepción de seguridad. Los adultos se confían y están menos al pendiente de sus hijos: “No te preocupes, trae puestos los ‘flotis’”. Somos humanos, estas situaciones ocurren todo el tiempo. Pero si tus hijos no llevan puesto un flotador, no hay manera de que te relajes y dejes de vigilarlos ¿o sí?

3. Un mal diseño. Incluso actualmente, los flotadores pueden resbalarse o pincharse. Agrega esto a un adulto con una falsa percepción de seguridad y los accidentes se encuentran a la vuelta de la esquina.

4. Tu hijo ha sido entrenado para adoptar la peor posición para tomar aire dentro del agua. Los flotadores le enseñan a un niño que la mejor posición para tomar aire en el agua es la vertical. Esto no es verdad; la mejor posición para tomar aire es sobre la espalda, en una posición de flotación que permita descansar y respirar cómodamente.

Ahora que ya sabemos los peligros, ¿cómo reconocemos un “flotador”? Los flotadores incluyen los inflables que se colocan alrededor de los brazos, los asientos para bebés, los anillos para la alberca, los popotes de piscina y todo lo que está etiquetado como un asistente de flotación. Un niño puede flotar por sí mismo, no necesita un artículo para hacerlo; lo único que necesita es una buena escuela de natación donde le enseñen a desarrollar esta habilidad que podría salvarle la vida.

Como evidencia de que los artículos de flotación no deberían ser usados a la ligera, estos NO fueron incluidos en la lista de las 10 acciones que pueden prevenir el ahogamiento según el reporte global sobre ahogamiento del 2014 ¿Por qué? Porque las personas se ahogan incluso mientras están usando este tipo de dispositivos.

No obstante, debido a la desinformación que provoca la publicidad de estos flotadores, los papás siguen usándolos sin saber el peligro que corren sus hijos.

Si quieres que tus pequeños jueguen con estos artículos, ¡primero que APRENDAN A FLOTAR! Que su seguridad no dependa de un producto, llévalo a una escuela de natación.

Aprender a nadar, natación para todos

Sabemos que sus hijos en Club Cañada pasan un rato agradable, además de provechoso.Por lo tanto los niños que nadan se portan mejor, comen mejor y duermen mejor.

Estamos seguros que será una experiencia inolvidable para ti
Ven a una clase muestra, llama (55) 8751-4000 y agenda en cualquiera de nuestras  5 sucursales.

Dale a tu [email protected] un regalo para toda la vida ¡prueba la natación con nuestra clase de prueba totalmente gratuita!
Conoce más sobre nuestro método en nuestra página web: https://www.ccnatacion.com

El juguete de alberca más peligroso que tienes

Clase de prueba gratis

Clases de Natación

Ocultar