El ejercicio puede ser la mejor medicina para tratar la hiperactividad y el déficit de atención

20/01/2016
ejercicio vs TDAH club cañada
Compartir...Share on Facebook0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on Google+0

Según el Dr. Mercola, alrededor de dos tercios de los niños diagnosticados con trastorno de hiperactividad y déficit de atención (TDAH) toman algún tipo de medicamento y no hacen ejercicio.

Mientras que el TDAH hace difícil que los niños presten atención y controlen su comportamiento impulsivo, fuertes fármacos ayudan a mejorar la concentración y el autocontrol.

Efectos secundarios

Los efectos secundarios pueden ser terribles, existen grandes debates entorno a este tipo de tratamientos. Estos debates son particularmente importantes pues a muchos de estos niños probablemente no se les ofreció una solución mucho más segura y natural que podría ayudar a frenar o disminuir sus síntomas:

EL ejercicio. Una nueva investigación (The Atlantic) sugiere que el ejercicio es el medicamento número UNO para tratar el TDAH, y se le debe prescribir a cualquier niño que esté luchando para mantener la atención y resistir a las distracciones.

Las fotos que publicó The Atlantic muestran notables diferencias entre la actividad cerebral de los niños que hacen ejercicio y los que no. Las áreas rojas muestran una mayor actividad, mientras que las zonas azules no lo hacen.

ejercicio-mental

Puesto que los niños con TDAH frecuentemente tienen problemas en su rendimiento escolar, muchos padres acuden a los medicamentos. Sin embargo, hoy en día está comprobado que el ejercicio mejora considerablemente los resultados académicos de los niños.

Una investigación publicada en la revista Pediatrics (octubre 2014) demuestra que los niños que participan en un programa con ejercicio regular, mejoran notablemente su rendimiento cognitivo: la capacidad de lectura, la memoria y las habilidades matemáticas, reduciendo no solo la falta de atención, sino también el mal humor.

En una charla de TED del 2012, John Ratey, profesor asociado de psiquiatría en la Universidad de Harvard sugiere que el ejercicio puede verse como una medicación para el TDAH, ya que obliga al cerebro a liberar dopamina y serotonina. Lo cual mejora el estado de ánimo y aumenta el rendimiento cognitivo.

El ejercicio es, sin lugar a dudas, una de las mejores medicinas ya que es seguro y sólo tiene “efectos secundarios” positivos.

Related posts:

La importancia de la natación para los niños en invierno
Como ayuda la natación en los niños
¿Nadar o no nadar? ¡No queda duda!