Escuela de natación
Teléfono 55 8751-4000

Cuando es bueno dejar las clases de natación

Cuando es bueno dejar las clases de natación

Hoy en día los niños tienen tantas actividades extra escolares que nos faltan horas para darnos abasto en llevarlos, recogerlos, esperarlos y al final del día estamos batallando todavía para que terminen las tareas y deberes escolares.
Así que la pregunta que muchas mamás nos hacen es “¿hasta cuándo deberá tomar mi hijo clases de natación?”
Hace poco, una mamá se acercó para compartirnos que había estado pensando que su hijo de 6 años estaba listo para dejar las clases de natación. Estaba al tanto del progreso y avances en los 3 años que ha estado con nosotros, pero creía que ya era hora de sacarlo y meterlo a otras actividades. Así que le preguntamos por qué creía que estaba listo, a lo que ella contestó que su hijo nadaba ya 25 mts. sin apoyo, que sabía descansar en posición segura (flotando hacía arriba), y que creía que con esas habilidades estaba ya seguro y fuera de todo peligro. Muchas de las lecciones de natación terminan ahí, por otras clases, por falta de tiempo, o porque creen que con lo que saben es más que suficiente.
Sin embargo, antes de interrumpir el progreso de los niños, queremos compartirles algunos puntos a considerar

  1. Primero que nada, hay una idea falsa al suponer que el niño que toma clases de natación esta a salvo de cualquier accidente o peligro en el agua. Aunque como escuela de natación tratamos de enseñar y proveer las habilidades necesarias para que los niños sepan reaccionar en caso de accidente, esto no asegura que el niño este completamente a salvo. No hay tal cosa como estar 100% seguro en el agua o libre de ahogamiento. Es una actividad que conlleva un riesgo y que deberá ser continuamente reforzada para, en caso de cualquier eventualidad, saber reaccionar.
  2. Ignorar los beneficios tanto físicos como psicológicos que conllevan las diferentes actividades deportivas (ya que todas, tienen sus propias ventajas y beneficios dentro del desarrollo, la coordinación, y maduración de habilidades sociales, motrices y demás).
    La natación difiere un poco de las otras actividades en el sentido que involucra desarrollar una habilidad que puede salvar vidas.
    Ningún otro deporte o actividad será capaz de proporcionar dicha habilidad. 
  3. El nivel de habilidad para nadar que proponemos (y que creemos que todos los nadadores deberán tener como objetivo) es que sepa nadar los 4 estilos y que se sienta seguro y capaz de nadar por lo menos 400 metros estilo libre con la técnica y la respiración correcta.

Ni siquiera esto va a garantizar la supervivencia de un nadador, pero les proporcionará un conjunto de habilidades que mejorará notablemente su capacidad de hacerle frente a la mayoría de los escenarios relacionados con el agua que amenazan la vida.
Idealmente, buscamos que los niños se enamoren del agua y no quieran dejar de nadar, pero no es ningún secreto que hay actividades para todos y que existen los niños que aman el agua y aquellos que prefieren otro tipo de actividades.  Por lo tanto, cuando se trata de la pregunta – “¿cómo sé qué mi hijo sabe nadar? o ¿cuándo está listo mi hijo para dejar las clases?” Le recomendamos no basar su respuesta en la preferencia de su hijo, sino más bien preguntarse si su hijo tiene la habilidad y la destreza para poder enfrentar diferentes situaciones en el agua.

Recuerda, aprender a nadar lleva su tiempo, es la única actividad que el día de mañana podría salvarle al vida.

Una escuela para todos

En conclusión, en Club Cañada tenemos abiertas nuestras puertas para todas aquellas familias que necesitan un apoyo extra para desarrollar y potencializar las habilidades de sus hijos; ya que contamos con el mejor método de enseñanza acuática en todo el país.
Estamos seguros que, sobre todo, será una experiencia inolvidable para ti y tu hijo.

Cuando es bueno dejar las clases de natación

Clase de prueba gratis

Clases de Natación

Ocultar