Escuela de natación
Teléfono 55 8751-4000

¿Cómo cuidamos el agua en nuestras albercas?

Calidad de nuestras albercas

En Club Cañada siempre les hemos transmitido todo aquello que nos hace sentir orgullosos de nuestro trabajo, y esta vez nos parece importante compartirles cómo cuidamos el agua en nuestras albercas.
Como bien saben, el agua de una alberca necesita contar con algún desinfectante para que, al nadar en ella, nos encontremos en un medio libre de bacterias nocivas para la salud. El elemento funcional para lograr dicha desinfección es el cloro. El manejo de éste puede ser sumamente agresivo para la piel y los trajes de baño, es por esto que nosotros generamos con sal nuestro propio cloro, lo que significa principalmente dos cosas:
Tenemos un cloro natural y puro que no contiene otros componentes químicos.Muchas personas que parecen ser alérgicas al cloro, en realidad son alérgicas a los otros componentes químicos que tienen que añadirse al cloro para poder obtenerlo en forma de grano o pastilla.

    • Gracias a las sondas y sensores de nuestro sistema, a lo largo del día se produce y distribuye la cantidad de cloro que es estrictamente necesaria para mantener la mayor seguridad posible, sin tener un exceso del mismo.
  • Nuestro nuevo sistema de desinfección y filtrado está midiendo constantemente el nivel de oxidación del agua (el cual se mide en ORP).El ORP, en lugar de medir con el método común la cantidad de desinfectante que hay en el agua (PPM: partes por millón), mide la actividad química del desinfectante; es decir, la habilidad del desinfectante para matar gérmenes y bacterias.

    Sistema de desinfección

    Pero como también estamos conscientes de que algunas bacterias pueden ser más resistentes al cloro, contamos con otros dos sistemas de desinfección que están en constante funcionamiento:

  • Las lámparas de UV de las que les hemos platicado.
  • El sistema de ionización (plata y cobre).

Mientras que en muchas albercas sólo controlan una o dos veces al día el estado del agua midiendo solamente las PPM (partes por millón) de cloro y el nivel del PH con pruebas visuales; gracias a la nueva tecnología que hemos ido implementando en Club Cañada tenemos un sistema que mide TODO EL TIEMPO la calidad del agua a través del ORP y del nivel de PH.
Así mismo, esta tecnología permite que la totalidad del agua de las albercas pase cada 3 horas por los sistemas de filtrado y por las lámparas de UV, manteniendo el nivel de oxidación del agua adecuado.
Si bien es cierto que las albercas comerciales deberían filtrar el agua por lo menos 6 veces al día, la realidad es que la gran mayoría lo hace menos de 4. En cambio, en Club Cañada la filtramos hasta 12 veces al día, lo cual garantiza un agua limpia, segura y con la menor cantidad de químicos posible.

Hoy estamos orgullosos de haber invertido para poder ofrecerles agua en óptimas condiciones para nadar, y pueden tener la certeza de que seguiremos buscando las mejores tecnologías que nos permitan continuar elevando la calidad de nuestras albercas.

¿Cómo cuidamos el agua en nuestras albercas?

Clase de prueba gratis

Clases de Natación

Ocultar