Escuela de natación
Teléfono 55 8751-4000

¿Cómo aprender a nadar?

Nadar es una de las habilidades que cualquier persona tendría que saber hacer. Es una de esas habilidades fundamentales para la vida. Sobre todo porque si no sabes nadar, te expones a sufrir un accidente dentro del agua

Aprender a nadar es una actividad que todos deberíamos aprender desde chicos sobre todo por el gran peligro que implica no saber hacerlo; pero además por toda la diversión que te pierdes si no lo haces. Aprender a nadar desde niño implica disfrutar muchas actividades tanto al aire libre como en piscinas interiores. Si no sabes nadar ¡te pierdes toda la diversión!

¿Cómo aprender a nadar en 5 pasos?

Como seguramente viste en nuestro video, durante estos 20 años de experiencia en clases de natación que ha acumulado Club Cañada, hemos encontrado 5 pasos fundamentales para aprender a nadar.

A continuación te platicamos sobre cada uno:

1. Vencer el miedo al agua.

Para vencer el miedo al agua es muy importante que los niños sientan que sus papás o los adultos que están a cargo estén tranquilos y los hagan sentir seguros. A pesar de que las albercas deben tener reglas estrictas (como nunca nadar solo); también es importante que los niños entiendan que, siempre y cuando tengan cuidado, la alberca también puede ser un espacio de diversión.

Es importante que el niño siempre entre al agua con un adulto de confianza; y que ese adulto permanezca cerca o en contacto físico con el pequeño (si el niño siente mucho miedo, se recomienda que el adulto lo esté sosteniendo todo el tiempo). Conforme el niño tome confianza, la distancia entre él y el adulto puede ir creciendo.

Es muy recomendable que tomes el miedo del niño como algo natural que todos podemos sentir. No te burles de él o no lo expongas frente a otras personas; porque su resistencia a aprender a nadar podría aumentar. Explícale que poco a poco el miedo irá cediendo y él aprenderá a moverse dentro del agua.

2. Acostumbrarse a sentir el agua en cara y oídos.

Si un niño no puede soportar el agua en la cara o en los oídos ¡No podrá nadar!

Acostumbrarte a la sensación del agua en la cara o los oídos es muy importante, más cuando se trata de bebés o niños; y es tan sencillo que hasta lo puedes hacer desde casa. Cuando bañes a tu bebé puedes comenzar por mojarle la cabeza varias veces para que se vaya familiarizando con el medio. Aquí tenemos un video (link) que puede servirte para aprender a hacerlo; en Club Cañada, a esta acción le llamamos “condicionamiento”.

¿Cómo aprender a nadar?

Si aunque realices el condicionamiento con cuidado, tu pequeño se asusta o llora, puedes incorporar juegos o canciones para que se relaje y comience a disfrutar la actividad.

3. Alcanzar el piso.

Aprender a nadar en una alberca donde puedas tocar el piso es una muy buena manera de quitar el miedo que da la sensación de hundirse. Sabemos que a veces la alberca donde queremos enseñarle a nadar a nuestros hijos no cumple con estas condiciones, pero tenemos otras opciones:

  • Puedes utilizar algún tipo de plataforma que se apoye en el piso de la alberca y que haga las veces de un piso más cercano a la superficie para que el pequeño pueda tocar el piso y sentir seguridad. Si haces esto es muy importante que siempre te coloques, al menos, a un brazo de distancia del pequeño; porque podría pisar fuera de la plataforma y hundirse repentinamente, lo que sin duda alguna lo asustaría.
  • Si no tienes una plataforma que puedas meter a la alberca, también puedes usar tu propia pierna doblada para que tu hijo apoye sus pies o sus pompis en tu muslo y sienta “piso firme”. Aunque después de unos minutos esta posición podría llegar a ser cansada.

¿Cómo aprender a nadar?

4. Aprender la propulsión dentro del agua (es decir, a desplazarse).

Es importante que los pequeños aprendan a mover el cuerpo dentro del agua, mover los brazos y piernas para lograr desplazarse de un punto a otro dentro del agua. También es importante aprender a mover las extremidades para mantener la cabeza fuera del agua mientras que el resto del cuerpo se encuentra sumergido. 

La manera más sencilla implica hacer patadas con los pies y empujar el agua hacia abajo con las manos. Pero es muy recomendable que los niños tengan tiempo para experimentar la sensación de flotación dentro del agua moviendo sus extremidades como se sientan cómodos.

5. Aprender a flotar de Estrellita.

Cuando el niño ya tiene la confianza de entrar al agua y sumergir la cabeza. Lo siguiente es aprender a flotar en posición dorsal o de estrellita. Esto lo puede conseguir poniendo el cuerpo en posición horizontal y manteniendo la cara fuera del agua levantando lo más posible pies y cadera.

Aquí hay un pequeño secreto: si los pulmones están llenos de aire, no hay manera de que se hundan; por eso es muy importante que aprendas a controlar tu respiración.

Por último te recomendamos practicar los desplazamientos en el agua. Los pequeños, con la cara debajo del agua, pueden impulsarse de una barda para ir hacia el frente o en posición dorsal. Lo importante es que puedan moverse hacia delante o hacia atrás en el agua. Tú puedes esperarlos enfrente para que se sientan mucho más seguros, e irte alejando poco a poco cuando ya no sientan.

Pero recuerda, la mejor forma para aprender a nadar siempre involucra constancia. Las clases de natación son una de las mejores opciones que puedes tener para que tu hijo aprenda a nadar como un experto.


Clases de natación df: Club Cañada

Ven a una clase muestra, llama (55) 55 87 51 4000 y agenda en cualquiera de nuestras 5 sucursales:

Dale a tu [email protected] un regalo para toda la vida ¡prueba la natación con nuestra clase de prueba totalmente gratuita!
Conoce más sobre nuestro método en nuestra página web: https://www.ccnatacion.com

Conoce más de nosotros en Facebookhaz clic aquí

¿Cómo aprender a nadar?
Clase de prueba gratis

Clases de Natación