Escuela de natación
Teléfono 55 8751-4000

Aprendiendo a manejar el estrés

Sabemos que ser mamá en esta época puede ser un gran reto: atender a los hijos, la casa, el esposo, el trabajo, el deporte, etc. ¡No te queda tiempo ni siquiera para respirar! Esto puede ocasionar que el estrés se convierta en un monstruo que no puedas controlar y que no sólo te haga daño a ti; sino también a las personas que amas.

En este artículo queremos darte algunos tips para que puedas llevar tu vida de una manera más tranquila y sepas manejar mejor el estrés.

  • Reconoce tu estrés y acepta que no eres perfecta 
    Cuando nos ponemos estándares irreales y queremos ser perfectos, lo único que conseguimos es frustrarnos. Es normal que con tantas obligaciones te sientas cansada y estresada; pero a pesar de que sea común no es saludable para ti o para tu familia. Si reconoces que vives en estrés tal vez puedas hacer algo al respecto; y si también reconoces que no eres perfecta, que te equivocas, te quitarás un gran peso de encima.
  • Organízate lo mejor que puedas
    A veces puede ser difícil poner orden en una vida ajetreada; sin embargo es necesario para que vivas más tranquila y para que le enseñes a tus hijos buenos hábitos. Intenta poner horarios para las tareas cotidianas de tus hijos como bañarse, comer, hacer tarea, jugar. Ellos deberán aprender que cada actividad tiene una hora para realizarse; esto los convierte en personas más organizadas e independientes; y te quita a ti el peso de estarlos arreando para que hagan sus actividades.

¡Date tiempo para ti!

Este es uno de los consejos más importantes. Aunque sea tómate 15 minutos para “desconectarte”, para descansar, ver televisión, meditar, leer o cualquier otra actividad que te permita relajarte. También es sumamente importante que tengas una o varias actividades cuyo único fin sea el de hacerte sentir bien, como ir al gimnasio, ir a nadar, tomar un curso de idioma, salir con tus amigas, etc. Parecen actividades de las que puedes prescindir; pero en realidad su importancia es la de mantenerte relajada, alegre y dispuesta para realizar tus actividades cotidianas y familiares.

  • Apóyate en tu pareja o familiares
    Recuerda que, muy posiblemente, no seas la única persona responsable de sacar a tu familia adelante. Si tienes una pareja, también es su responsabilidad cubrir las necesidades de la familia; tanto económicas como de atención y cuidados. Para que la familia en general pueda estar mejor es necesario que los dos miembros de la pareja se ocupen por igual de los deberes y la responsabilidad. Los dos tienen obligaciones con los hijos; pero también los dos tienen derecho a divertirse o relajarse. Si ves que tu pareja no toma la iniciativa en esta tema, ¡pide ayuda! Por lo tanto si todo el tiempo estás estresada y de mal humor, toda tu familia sufrirá las consecuencias.
  • Si no tienes pareja
    intenta apoyarte con familiares o amigos que estén dispuestos a ayudarte. Puedes acordar con tu cuñada o con una amiga algún intercambio: tú te quedas con todos los niños el martes y ella el jueves, por ejemplo.

Haz tu mejor esfuerzo un día a la vez

Intenta no preocuparte por el futuro; lo mejor que puedes hacer es planearlo; pero eso no te garantiza que se cumplirá al pie de la letra. Si te agobia el futuro tal vez sea porque estás pensando en él como si ya estuviera aquí. Piensas en todas las cosas que deberás hacer y el tiempo que te va a llevar. Mejor planea las actividades puedes realizar el día de hoy para acercarte a tus objetivos y no te preocupes por las que no correspondan al día de hoy; esas ya las harás cuando corresponda.

  • Dedica tiempo para estar a solas con tu pareja
    Esta sugerencia puede parecer imposible y más aún cuando las presiones de la vida diaria han separado a la pareja; sin embargo, es básico para la estabilidad familiar. Aunque al principio solamente lo hagan una vez al mes, intenta que esta costumbre se vaya arraigando a la dinámica familiar. Dile a tus hijos lo importante que es para ustedes tener un tiempo donde puedan platicar sus cosas y darse cariño; para que así todos puedan ser más felices. Busca actividades que sean placenteras para los dos, y de ser posible, que no impliquen una responsabilidad agobiante para uno de ustedes. La intención es que disfruten y se relajen, no que terminen molestos o frustrados.
  • Cuenta hasta 10
    Sabemos que puede parecer un consejo trillado, pero lo es porque funciona. Tomarse un momento para respirar profundamente ayuda a que los problemas y las presiones vuelvan a tomar su proporción real. Esto también te ayudará para no permitir que tu mal humor tu coraje o estrés termine por explotar contra tus hijos, tu pareja o cualquier otra persona cercana; lo que seguramente te hará sentir culpable después.

Recuerda, no hay fórmulas para la maternidad

Cada familia tiene su propia dinámica y su forma de resolver los problemas. No te compares ni te sientas culpable si a veces tienes pensamientos egoístas o negativos hacia tus hijos. Todas las familias pasan diariamente por situaciones a las que les resulta muy difícil enfrentarse y sobre las que no tienen ningún control. No estás sola. Lo más importante es que, poco a poco, tanto tu pareja, como tú y tus hijos, aprendan a contribuir para el bienestar familiar.

En Club Cañada contamos con nuestro personal certificado que podrá guiarlo a mejorar sus resultados, nuestros instructores están especializados en enseñar a nadar con una técnica que te garantiza éxito,
pues cada lección está diseñada para ti personalmente. Deja tus miedos a un lado ya que nuestro instructor te acompañará en este proceso y respetará tu propio ritmo.

Estamos seguros que será una experiencia inolvidable para ti.


Clases de natación en DF

Escuela de natación Club Cañada te invita a agendar tu clase de prueba totalmente gratis.

¡Regálale a tu hijo la única habilidad que puede salvar su vida! Estamos seguros que será una experiencia inolvidable para ti.

Ven a una clase muestra, agenda en cualquiera de nuestras 5 sucursales:

Dale a tu [email protected] un regalo para toda la vida ¡prueba la natación con nuestra clase de prueba totalmente gratuita!

Agenda tu clase de prueba GRATIS, da clic aquí.

Aprendiendo a manejar el estrés

Clase de prueba gratis

Clases de Natación